La boda de Paz y Carlos

Reír, llorar, sentir, observar, volver a reír, abrazar, volver a llorar, comer, bailar. Emoción.
Ser testigo mudo de todo esto te da una ventaja: Poder fotografiar y plasmar todos esos sentimientos para que los protagonistas no olviden lo bonito e importante que es sentir todo eso.

Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on FacebookShare on Google+