Rock on

Peace of change, así es como se llaman. Actitud y rock garage en estado puro. Cuando los vimos por primera vez nos dijimos: estos chicos tienen que posar para nosotros. Y así fue. Sacamos nuestras cámaras analógicas y cargamos el tan apreciado Portra en la FM2 y Ektar y ByN en la Brónica 6×4,5, para hacer la sesión a la vieja usanza. Para hacer algo crudo y real. Calor, sudor y Rock es lo que salió en esta sesión. The film is not dead.

Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on FacebookShare on Google+